Guitarras Bellucci

Renato Bellucci

Las guitarras Bellucci son el resultado de cientas de horas de apasionado trabajo y dedicación. Todo comenzó en Italia en 1968. Andrés Segovia, Narciso Yepes y Abel Carlevaro fueron mis maestros de guitarra y los principales hombres responsables de hacer germinar y crecer en mí la semilla de la música. Mi amor por la construcción de instrumentos tambien fue instilado temprano en mi vida, cuando mi abuelo Ettore Bellucci me regaló un viejo mandolín napoletano (que todavía conservo en mi estudio) por mi séptimo cumpleaños: era nada menos que el mandolín con el que le había cantado serenatas a mi abuela María en los rugientes años veinte. El viejo instrumento pronto se volvió mi juguete preferido, y como resultado, mis padres decidieron apostar por mi interés, me regalaron mi primera guitarra, y me mandaron a tomar clase con un gran maestro del sur de Italia (Bari). A mediados de los años 70, nos mudamos a Paraguay, la tierra natal de Agustín Barrios Mangoré, el más grande compositor que la guitarra clásica haya jamás conocido. El Paraguay es un país con una larga tradición en la construcción de instrumentos, la cual tiene sus orígenes en las reducciones jesuíticas del Siglo XV. Era una combinación celestial: por un lado mi pasión por la guitarra, el profundo conocimiento del repertorio clásico y la comprensión total de los requerimientos específicos de un guitarrista profesional, y por el otro la habilidad especializada de algunos de los más hábiles luthiers de la región, que están transmitiendo su arte desde hace centenares, de generación en generación. Agrega a ésto el aura legendario que "la tierra de Mangoré" regala a cada creación Bellucci, y la proximidad de algunas de las mejores fuentes de madera del planeta a algunos de los precios más competitivos, más un costo de mano de obra relativamente bajo, y comprenderás como todo coincidió para que fuera posible que yo produjera guitarras de concierto de belleza sin precedentes y sonido extraordinario. Construyo guitarras clásicas desde la perspectiva del guitarrista, por lo que la tocabilidad, el sonido y la belleza están entre los objetivos más importantes para cada instrumento. Guitarras de concierto con estas características se venden a cualquier precio entre los 8.000 y los 30.000 UD$ en los EEUU y Europa. Mis guitarras de concierto son 100% hechas a mano en Asunción, Paraguay, y son tocadas en más de 150 países. Lee más sobre la increible historia de las guitarras Bellucci.
mangore.com & Bellucci Guitars logos

    Biografía de Renato Bellucci